lunes, 1 de mayo de 2017

[Reseña] Orgullo y Prejuicio - Jane Austen

Título original: Pride and Prejudice
N° de páginas: 432 (382 eBook)
Editorial: Ediciones B
Año publicación: 2016 (original 1813)
Temática: Adultos, Ficción, Romántica.

Sinopsis

¿Por qué leer en el siglo XXI un clásico como Orgullo y prejuicio? Porque Jane Austen nos habla, a través de la adorable Elizabeth Bennet, sobre la importancia de escuchar nuestro propio deseo. Han pasado más de doscientos años y seguimos hablando de lo mismo.

Orgullo y prejuicio es la obra maestra de Jane Austen; en ella, la ironía, unos personajes paradigmáticos y unos diálogos memorables nos introducen en una historia donde las complejidades del amor y el matrimonio constituyen la esencia de la trama.

Jane Austen (1775-1817), una de las mejores novelistas de la literatura británica, es asimismo autora de obras cumbre como Sentido y sensibilidad, Mansfield Park o Emma.

Opinión [con spoiler]
Tal como lo dice la sinopsis, este libro es un clásico, de esos que hasta hace poco eran lectura complementaria en los colegios. Llevamos más de 200 años de ediciones para esta novela, además de sus adaptaciones, y sin embargo esta es la primera vez que leo el libro. 

Mi decisión de leerlo se basa, casi absolutamente, en que lo tenía como eBook en mi teléfono y cuando voy a buscar a mi hija al colegio me es más fácil leer en ese dispositivo que cargar un libro físico. Aunque también influyó que me recordaron que existía en uno de los muchos canales de youtube que sigo y que la película me encanta :)

Se suponía que este libro lo leería un poquito cada día, podría decirse que era mi lectura secundaria, puesto que ya tenía un principal, pero pasó que luego de leer los 15 minutos en el colegio, quería seguir! Así que a penas pude continúe leyendo. Lo mejor que pudo pasar fue que el día del censo de población, feriado obligatorio, no pude salir porque pasaron muy tarde encuestando y eso me dio tiempo para leer.

Finalmente leí el libro en un día, porque simplemente me dejó enganchada desde las primeras páginas.

Orgullo y prejuicio es la historia de las hijas del matrimonio Bennet quienes viven en un sector rural de Inglaterra cercano a Londres a comienzos del siglo XIX.

Jane: La mayor de las Bennet con 23 años. Es considerada la más hermosa de las hermanas, con una personalidad tímida, ingenua y pura de sentimientos, ella ve sólo lo bueno de las personas. La intensidad de sus sentimientos es difícil de discernir para aquellos que no la conocen bien, debido a sus maneras reservadas y su dulzura para con todos, siendo esto la causa de la mayoría de sus problemas.


Elizabeth (Lizzy): Es la segunda hija y la protagonista indiscutible, es una joven de 20 años inteligente e ingeniosa, es divertida, un poco orgullosa y muy prejuiciosa. Aunque está adelantada a su época, se deja llevar siempre por las primeras apariencias, lo que obviamente traerá muchos malos entendidos.

Mary: La hija de en medio. Es una joven muy poco agraciada y sumergida en los estudios y la psicología humana, alardeando de su conocimiento.

Catherine (Kitty): es la cuarta hija. Es una muchacha tonta e influenciable, por lo que Lydia la maneja a su antojo a pesar de ser dos años menor que Kitty.

Lydia: Quinta y última hija, tiene 15 años al inicio de la novela. Es hermosa, caprichosa, coqueta y escandalosa. Es la preferida de la señora Bennet, quien consiente el comportamiento de Lydia que pone en vergüenza a la familia, aunque la madre tampoco se queda atrás en esta materia.

Si bien son 5 las señoritas Bennet, se pueden considerar como protagonistas de la historia sólo a las dos mayores, Jane y Elizabeth.

La simplicidad y tranquilidad de sus vidas se ve interrumpida por la llegada de dos jóvenes guapos, ricos y solteros! Además de un regimiento que está acampando en las cercanías.

Charles Bingley, es un joven extrovertido, extremadamente amable y adinerado, que alquila una propiedad cerca de la finca de los Bennet.

Fitzwilliam Darcy, es el personaje masculino principal de la novela. Es un hombre inteligente, rico y tímido, que a menudo parece arrogante y orgulloso a los extraños, pero posee debajo de esa fachada un interior honesto y bueno. Inicialmente, considera a Elizabeth una persona socialmente inferior que no merece su atención. 

Apenas ellos llegan al pueblo comienza la temporada de caza. Todas las jóvenes casaderas y sus madres se vuelven locas por el señor Bingley e intentan conquistarlo en cada baile, convirtiendo esto casi en una competencia.

Bingley y Jane simpatizan desde el primer momento, sus personalidades son compatibles y poco a poco empieza a surgir un gran afecto, que Jane es incapaz de exteriorizar provocando uno de los conflictos principales de la historia.

A diferencia de ellos dos, Darcy y Elizabeth prácticamente se odian desde el inicio debido a la imagen orgullosa y engreída que proyecta Darcy y a su comentario en contra de Elizabeth que ella escucha por casualidad. Para su desgracia, deben compartir muchos momentos juntos en favor del romance de Jane y Bingley, lo que da paso a que Darcy cambie de opinión sobre Lizzy, y en contra de su voluntad se enamore de ella.

Orgullo y prejuicio nos muestra la realidad de la sociedad británica del siglo XIX, donde la mujer el único rol que cumplía era de dueña de casa y su más grande afán era casarse convenientemente.

Respecto a esto, uno de los diálogos que más me llamaron la atención fue el uno que se da entre Lizzy y su mejor amiga, esta última afirma lo siguiente:


(...)La felicidad en el matrimonio es solo cuestión de suerte. Que una pareja crea que son iguales o se conozcan bien de antemano, no les va a traer la felicidad en absoluto. Las diferencias se van acentuando cada vez más hasta hacerse insoportables; siempre es mejor saber lo menos posible de la persona con la que vas a compartir tu vida.

Pasando al romance, cuando Darcy finalmente se decide a enfrentar sus sentimientos por Elizabeth realiza una declaración de amor de lo más terrible, que de hecho me ha encantado, pues es muy propia de él:


—He luchado en vano. Ya no puedo más. Soy incapaz de contener mis sentimientos. Permítame que le diga que la admiro y la amo apasionadamente. El estupor de Elizabeth fue inexpresable. Enrojeció, se quedó mirándole fijamente, indecisa y muda. Él lo interpretó como un signo favorable y siguió manifestándole todo lo que sentía por ella desde hacía tiempo. Se explicaba bien, pero no solo de su amor tenía que hablar, y no fue más elocuente en el tema de la ternura que en el del orgullo. La inferioridad de Elizabeth, la degradación que significaba para él, los obstáculos de familia que el buen juicio le había hecho anteponer siempre a la estimación. Hablaba de estas cosas con un ardor que reflejaba todo lo que lo afectaban, pero eso no era lo más indicado para apoyar su demanda.

Definitivamente Darcy y Elizabeth son mi pareja favorita, tan incompatibles y a la vez tan parecidos!




La verdad es que la historia me atrapó, los personajes están muy bien definidos, tanto que uno llega a simpatizar con algunos y aborrece a otros.

Debo decir que aunque ya sabía como transcurre la historia, el libro definitivamente me encantó y lo recomiendo 100%.



******************************************

Espero que les guste la reseña y se animen a leer este clásico. Y si prefieren ver la adaptación, les recomiendo la película del 2005 protagonizada por Keira Knightley, aunque queda muy lejos de la perfección de la novela.

Gracias por leerme :)

2 comentarios:

  1. Hola!
    Pues la verdad este libro me gusto muchisimo, opino tambien que Lizzi y Darcy son la mejor pareja que existe, me encanta el sr Darcy es tan genial <3
    Nunca olvidare la frase con la que comienza el libro, "Es una verdad mundialmente conocida que un hombre soltero, poseedor de una gran fortuna necesita una esposa"
    Un saludo y nos leemooos

    ResponderEliminar

 

Susurros Template by Ipietoon Cute Blog Design and Waterpark Gambang